11/5/06

Hazañas Belicas. Siembra vientos y cosecha tempestades.


La innombrable ampara a sus esbirros. Aquí el último boletín. Llaman fascistas a los incontrolados del Viñarrock.
Yo lo veo como efecto causa-reacción. Lógico.

CONDENA A LA FALTA DE LIBERTAD DE EXPRESIÓN

En relación al ataque sufrido por nuestro compañero Ramón J. Márquez Ramoncín el pasado domingo en el escenario principal del festival Viña Rock , hecho que impidió el comienzo de su actuación, la Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música (ROAIM) manifiesta:
Que tal hecho fue protagonizado por un grupo significativo de personas que se encontraban entre los espectadores de la primera fila portando una pancarta con el nombre de la plataforma desde la que tradicionalmente viene insultándose a autores, músicos y artistas desde hace varios años.
Que dichas personas recibieron la entrada en el escenario de Ramoncín con abucheos, insultos y proyección de botellas y piedras entre otros objetos arrojadizos llegando, incluso, a alcanzar a uno de los músicos.
Que fue el propio artista quien decidió no comenzar su actuación en previsión de que pudiera producirse daño a alguno de los trabajadores y músicos y, también, para evitar posibles desórdenes de orden público.
ROAIM denuncia que Ramoncín ha sido atacado por haber defendido durante años los derechos de todos los creadores. Defensa que ha realizado, el cantante y compositor madrileño, durante el democrático ejercicio de la libertad de expresión que garantiza a cualquier ciudadano el poder manifestar sus ideas. Para nuestro colectivo este ataque resulta extremadamente grave puesto que la agresión física ha pretendido hacer prevalecer las ideas, hecho que sólo tiene antecedentes en el ámbito fascista.
La violencia sufrida por nuestro compañero, salvajemente obligado a abandonar el escenario, su lugar de trabajo, ha servido para evidenciar la consecuencia última de las actitudes y manifestaciones -en relación con nuestros derechos y nuestra actividad- de algunas personas, organizaciones y medios de comunicación cómplices que, en algunos casos, lejos de condenar este luctuoso asunto, se felicitan y consideran como un 'victoria.'

Queremos señalar de manera significativa que la agresión sufrida por Ramón, la hemos sufrido todos. La defensa del derecho de autor y nuestra inquebrantable opinión ante la piratería, no pueden ser motivos que justifiquen el armarse con piedras y, desde el más repulsivo de los anonimatos, agredirnos intentando provocar daño físico.

ROAIM expresa, en representación de todos los autores, músicos y artistas presentes en Viña Rock y a lo largo y ancho de todo el Estado, la solidaridad de nuestro colectivo hacia Ramoncín. Queremos, por último, hacer un llamamiento a toda la sociedad para que nunca más vuelva repetirse un hecho de estas características.


Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música
Comité Federal

En Madrid a 5 de mayo de 2006.

1 comentario:

rasta sin rastas dijo...

Que lo follen al pollo